LA IMPORTANCIA DEL DEPORTE PARA LA SALUD

Las ventajas de “movernos” son muchas pero, en resumen,  estaremos mejor física y mentalmente.

Cuando hacemos ejercicio el cuerpo genera unas sustancias químicas (endorfinas) que nos hacen sentir bien.

El ejercicio nos ayuda a descansar mejor, y nos sube la autoestima y así vamos logrando poco a poco metas que nos propongamos.

Y también reduce el riesgo a padecer enfermedades y a mantenernos en un peso saludable.

Es cierto que cada persona tiene que buscar el tipo de ejercicio que más le convenga: puede que te guste entrenar en solitario sin depender de nadie y sin horarios o quizás buscas más la motivación de entrenar en equipo; lo importante es hacer algo!!!!

Y un poco de datos oficiales: según la OMS el sedentarismo es uno de los factores principales de riesgo de mortalidad….no hacer deporte produce el 27% de diabetes y el 30% de los infartos. Y más del 80% de la población adolescente no hace suficiente ejercicio y ese sedentarismo produce sobrepeso.

Teniendo en cuenta la cantidad de beneficios que nos aporta el ejercicio para el corazón, musculatura, articulaciones y mente, lo mejor que puedes hacer es empezar ya, todo son ventajas!!!!!!

Y nunca es tarde para empezar y cómo decimos en Invictus Nutrición, TODO SUMA: moverte un poco después de las comidas, dejar a un lado escaleras mecánicas y ascensores, bajar una parada antes de nuestro destino….

En algunos casos, las sensaciones de entrenar son tan gratas que nos pasamos de rosca, y se pasa a hacer deporte sin control, algo nada bueno para nuestra salud.

Hemos sido testigos de personas que hacen triatlones, carreras extremas y otros deportes que requieren una preparación minuciosa sin ninguna valoración médica y partiendo de cero deporte en su vida. Y las consecuencias de un sobreentreno pueden ser igual o peor de graves que las de personas sedentarias: lesiones musculares, insomnio, artrosis, ansiedad, problemas respiratorios…..

Conclusiones:

  1. Escucha siempre a tu cuerpo. No eres un deportista de élite para sacrificarte tanto y no te obsesiones: el descanso es tan importante como el ejercicio.
  1. Busca una manera de trabajar el cuerpo con ejercicios aeróbicos (que te ayudan a fortalecer corazón y pulmones) combinados con ejercicios de fuerza (para ganar músculo y fortalecer articulaciones) y de elasticidad (importantísimo estirar después de cualquier actividad deportiva).
  1. Utiliza ropa cómoda y no olvides que unas buenas zapatillas serán una gran inversión si te vas a dedicar a correr.
  1. Hidrátate bien: antes, durante y después de la actividad física.
  1. Empieza progresivamente, a veces menos es más!!!!! 
  1. Cuida lo que comes: cuanto más variado y sano mejor te sentirás.
  1. Y si quieres ir a más, recuerda siempre consultar con profesionales que te ayudarán a conseguir tus metas!

¡Si quieres….puedes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×