COMO COMPAGINAR LA DIETA CON LAS VACACIONES

Disfruta de las vacaciones sin perder tu forma física.

Llega el verano y tus pautas diarias se te van de la mano un poco….o un mucho !!!!!!!

Llevar un estilo de vida saludable implica muchas cosas; no porque sea verano y vacaciones debemos lanzarnos al vacío y olvidarnos de los buenos hábitos pensando que está todo permitido.

También es cierto que en vacaciones necesitamos desconectar de nuestro día a día y recargar pilas. No nos podemos pasar el día contando calorías, pero no todo vale.

Es importante saber que el descanso y el cambio de rutinas beneficia mucho a nuestro organismo y qué hay que permitirse licencias, pero con mesura. Tenemos que ser realistas y no tirar por la borda lo que llevamos currándonos todo el año. Y tener claro, muy claro, que con la vuelta a casa se ha de retomar estrictamente el hábito de siempre, para bajar rápido los kilos de más.

Consejos para tus vacaciones

  • Intenta que tus comidas más fuertes sean el desayuno y la comida.
  • A media mañana y media tarde una pieza de fruta te ayudará a llegar a las comidas principales con el estómago calmado.
  • Las cenas deben ser mucho más ligeras, una buena ensalada con algo de proteína tendría que bastar. 
  • Recuerda que una ensalada “ligera” no tiene que llevar frutos secos, aceitunas y aguacate. Tampoco salsas (cesar, mayonesa….).
  • Utiliza brotes tiernos, endivias, tomate, zanahoria, pepino, espárragos y setas y si no tienes ganas de poner la plancha, le añades queso feta, atún o huevo duro.
  • Vigila lo que bebes, con la calor todo “entra bien” ; evita bebidas alcohólicas, y refrescos muy fríos y con gas.
  • Los zumos naturales son saludables, pero siempre es mejor comerse la pieza de fruta sin licuar, ya que en el proceso se pierde la pulpa (que contiene toda la fibra, minerales y antioxidantes).
  • Hidrátate bien: no esperes a tener sensación de sed para ingerir líquidos,  porque cuando sentimos necesidad de beber nuestro cuerpo ya está empezandoi a deshidratar. Da pequeños sorbos de agua continuamente. Llevar un tupper con trocitos de fruta también ayuda a la hidratación.

¿ Qué sería del verano sin los helados ? 

Hay que comerlos pero sin abusar; son pequeñas (o grandes) bombas calóricas, con una tasa altísima de azúcar y sin valor nutritivo (como el alcohol). Son menos saciantes que un trozo de pastel y creemos que engordan menos, pero no es cierto.

Tienes la opción de hacerlos en casa, mucho más saludables, o de comerlos de hielo o yogurt, que no llevan tanta azúcar.

Yo soy partidaria de tomarlos como postre en la comida y por la tarde hacer un tentempié saludable (fruta o yogurt), pero eso ya va a gustos.

Si estás en un “todo incluido” la cosa se complica, ya que visualmente tienes todas las tentaciones en un único espacio.

Pequeñas pautas para compaginar la dieta con las vacaciones:

  • Utiliza los platos más pequeños.
  • Evita el azúcar, los fritos y el alcohol.
  • No te olvides de hacer ejercicio.
  • Actívate todo lo que puedas.
  • Evita ascensores y escaleras mecánicas, utiliza los escalones.
  • Súbete a la bici para desplazarte.
  • Camina a paso rápido un mínimo de media hora diaria.
  • Si estás en contacto con el agua, la natación es perfecta para tonificar y para tu cardio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×