¿HABLAMOS DE LA MENOPAUSIA?

Cuatro falsos tabúes y mitos sobre la menopausia.

¿Porqué motivo nos cuesta tanto hablar de la menopausia?

¿Porqué es un tema lleno de tabúes y mitos?

Cada mujer es un mundo y en este complejo tema escucharás miles de versiones diferentes sobre que es una enfermedad, el aumento de peso, los sofocos, el decaimiento del estado de ánimo, el insomnio, la inapetencia sexual…..

1.- LA MENOPAUSIA ES UNA ENFERMEDAD

Rotundamente no, es un proceso natural en la vida de la mujer en el cual dejamos de tener función reproductiva.

Normalmente se produce en torno a los 50 años y según la OMS es “ el cese permanente de la menstruación, determinado de manera retrospectiva después de 12 meses consecutivos de amenorrea, sin causas patológicas” …..casi nada!

En algunos casos se puede acudir al ginecólogo para que nos ayude con algún tratamiento hormonal de estrógenos para regular los niveles en sangre.

2.- VAMOS A ENGORDAR MUCHO

Como nos lo han dicho tantas veces y damos por hecho que engordaremos,  posiblemente no haremos nada por evitarlo, pero la menopausia no engorda.

Es cierto que a partir de los 40 se va ralentizando el metabolismo femenino y la reducción de estrógenos cambia la distribución de la grasa por el cambio hormonal.

Es por ello que necesitamos un cambio de hábitos y más que nunca debemos comer bien (nada de comer menos!!!!!!), evitando azúcares, alimentos grasos y exceso de sal e incrementando la ingesta de proteína y verduras. 

Como a largo plazo la osteoporosis es muy común tras la menopausia, es necesario añadir a la dieta cuatro raciones diarias de calcio y tomar algún suplemento de Vitamina D.

La práctica deportiva también nos será de gran ayuda para así crear hábitos saludables y quemar más calorías.

3.- VAMOS A MORIR DE SOFOCOS

Un 25% de las mujeres no se enteran de los sofocos. Si por desgracia tu los sufres, tienes que saber que hay sofocos muy leves y otros de mayor intensidad, sofocos que duran meses y otros persistentes que pueden durar años…… por lo tanto va a tocar armarse de paciencia y llevarlos lo mejor posible.

Realmente son muy incómodos, ya que pueden aparecer en cualquier situación y sin motivo aparente; por suerte, disponemos de medicación que intenta aliviarlos.

Es importante eliminar el tabaco e intentar evitar las bebidas estimulantes, el café y el té para así no potenciar los sofocos.

4.- ES EL FIN DEL DESEO SEXUAL

Con la menopausia tenemos una serie de cambios hormonales muy importantes, pero que nuestro cuerpo ya no sea fértil para la reproducción no quiere decir que desaparezca la líbido.

Sí que es cierto que podemos padecer sequedad vaginal y que los sofocos provocan irritabilidad, pero si vamos pensando continuamente que “no tenemos ganas”, al final será una realidad.

Por lo tanto, debemos mantener relaciones sexuales para segregar endorfinas, que nos ayudan a sentirnos mejor y a retrasar el envejecimiento. Estaremos más felices y eso se transmite en todo nuestro cuerpo!!!!!!!

En conclusión: la menopausia depende de cada persona y lo mejor para mitigar sus efectos es llevar un estilo de vida saludable, cuidar la alimentación, hacer deporte y también unos buenos habitos de sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×